julio
3
2015

EL PROTECTOR DE ESCALERA EN SILOS

 

 

 

 

 

 

 

 

El concepto de seguridad en el uso o desempeño posterior de los productos fabricados se ha ido introduciendo progresivamente en la cultura de los fabricantes, también industriales, de modo que es un factor a tener en cuenta en el diseño.

La idea de seguridad en el trabajo es muy antigua, pero el verdadero arraigo en la sociedad y en el ámbito de la comercialización de productos no se ha producido de manera más intensa hasta los años noventa.

El sector de la industria metalúrgica y más concretamente el de los fabricantes, como Metaga, de silos y maquinaria para diferentes tipos de instalaciones industriales, no ha sido diferente. En este sentido, en Metaga, en los años **, tuvimos que adaptarnos a las exigencias del mercado en esos momentos, e incorporar la seguridad de uso en uno de nuestros productos primigenios que es el silo de almacenamiento. Lo hicimos añadiendo un elemento del que ahora es impensable prescindir cuando se instalan en ellos escaleras, y que es el protector de escalera, o jaula de protección, fabricada en tubo y chapa galvanizada.

En Metaga, esta protección está diseñada de acuerdo a los principios del RD 486/1997, de 14 de abril, por el que se establecen las disposiciones mínimas de seguridad y salud en los lugares de trabajo, y siguiendo las indicaciones de la nota técnica de prevención que lo complementa en el sentido que nos ocupa: NTP 408: Escalas fijas de servicio.

Como consecuencia de esto, el uso de las escaleras de silos sin más protección que la que incorpora, y que es la jaula de protección, es seguro y ajustado a legalidad. Aun así, en Metaga consideramos necesario comentar desde el punto de vista de la Prevención de Riesgos Laborales, que además, cuando se incorporan estos equipos a una granja o instalación, lo adecuado es analizar otros posibles  factores que aumentarían el riesgo de la escalera con jaula, y que podrían concurrir en su uso una vez instalados. Por ejemplo una climatología que pudiera provocar heladas habituales, en cuyo caso el técnico de prevención de la empresa adquiriente podría recomendar la instalación de una línea de vida para su uso con arnés. Otro ejemplo de factor de aumento del riesgo que se puede dar, sería una frecuencia alta de uso de la escalera por necesidad de acceso a la parte superior del silo, en cuyo caso, lo mejor es detectarlo en fase de diseño de una posible instalación y buscar otro modo de acceso menos auxiliar, como escaleras normales de peldaños.

 

Esta entrada fue publicada en Sin categoría. Guarda el enlace permanente.